Por pares
19 enero, 2008
 

Con la reciente liberación de la excandidata a la vicepresidencia de Colombia, Clara Rojas , secuestrada en el año 2002 y Consuelo González de Perdomo, excongresista quien fue privada de su libertad desde 2001 quedó revelada ante mis ojos una forma de vida que desconocía de Colombia.


Algunas veces escuché, de manera por demás distraída, noticias sueltas sobre las FARC, más hasta ahora, en mi madurez, me puse a investigar de manera mas seria sobre el tema y me ha causado un cúmulo de emociones encontradas el comprobar como sufre ese pueblo hermano.


Sabemos que cada una de las partes en conflicto defienden su postura y creen tener el cien por ciento de la razón. Lo que nunca se justificará será el sufrimiento entre nosotros mismos.


Navegando en la red caí con varias señales de radio y escuché testimonios desgarradores de personas que han mandado lo que ellos llaman "pruebas de vida", es decir, que cada vez que alguien es liberado le permiten traer correspondencia, fotografías o videos para los familiares los cuales tienen como finalidad, de parte de los prisioneros, comunicarse con sus seres queridos y, de parte de la guerrilla, seguir obteniendo dinero por esas personas.


Las FARC declaran que:


"La paz, la solución política del conflicto, sigue siendo el más caro anhelo en el alma colectiva de los colombianos. No ha sido posible porque los de arriba no quieren ceder a sus privilegios, ni desean compartir, atrincherados en su democracia excluyente", han manifestado los rebeldes en la carta firmada por el Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP, una especie de ejecutivo guerrillero.


Mientras tanto, la guerra cotidiana se traga la vida a cada instante: Colombia es el país del mundo donde más se asesina a campesinos, maestros, líderes sindicales y periodistas. En la actualidad hay tres millones de colombianos desplazados de sus tierras.


Si alguien desea escuchar en vivo la vida de aquel país puede escuchar:


http://www.caracol.com.co/envivo/
 
14 enero, 2008
  Araceli y la educación

Araceli tenía 13 años. Cursaba el primer año en la Escuela Secundaria Técnica No 4, David Alfaro Sequeiros, en Xalapa, Veracruz. La tarde del miércoles 9 de enero de 2008, cuando participaba en su clase educación física, le dio un paro cardiaco, cayó, no se levantó nunca. Falleció de anemia, fue el dictamen médico.

El suceso consternó a sus compañeros, quienes la acompañaron al panteón el jueves. Allí se quedó, descansando para siempre. El diario publicó las notas en la sección policíaca. El hecho, tal vez, se olvidará pronto. No lo olvidarán, quizá nunca, sus hermanitas, su madre y su padre.

Dos medios impresos, en la misma semana, abordaron el tema de la educación, las revistas: emeequis, con un reportaje extenso sobre los resultados de la evaluación a la educación básica realizada por la OCDE y las tareas para resolver el problema, y Este País con un ensayo sobre cómo podría mejorarse la educación.

Sin duda el principal problema de México es, junto con el de la pobreza y la desigualdad, los bajos resultados en la educación de la mayoría de los niños y jóvenes. Manteniéndose así el círculo vicioso de pobreza y bajo nivel educativo, impidiendo ir cerrando la gran brecha de la desigualdad.

Para resolver el problema de la educación, habría que resolver primero el de la alimentación infantil. Xochitl Galvéz antes de incursionar en labores gubernamentales, auspiciaba un centro de apoyo para la alimentación de los recién nacidos y niños pequeños de poblaciones marginadas. La escuché decir hace algún tiempo que la alimentación en los primeros años de vida de un ser humano es fundamental para su desarrollo futuro, incluido el aprendizaje. Ahí está la clave. Muchas familias no disponen de lo necesario para dar a sus pequeños una alimentación nutritiva, por ello el Estado debe apoyar a esas familias. Cuando los niños ya van a la escuela, preescolar o primaria, incluso la secundaria como el caso de Araceli, pueden ser apoyados con alimentos que sean nutritivos. Así su organismo tendrá los elementos para que su desempeño escolar sea mejor de como es hasta ahora.

En algún momento hay que iniciar a romper ese círculo vicioso de pobreza y marginación, que repercute en desaprovechamiento escolar. Para que los niños y jóvenes actuales, cuando sean adultos cuenten con los conocimientos necesarios para desenvolverse en el mundo que nos ha tocado vivir y que está en continuo avance. Y no sigan a la zaga de la vida y de la historia.

Por otra parte se requiere de un cambio que otorgue oportunidades de trabajo a los adultos con salarios justos, para que tengan recursos para la manutención y educación de sus hijos. Una mejora de sus ingresos les permitiría una mejor forma de vida a sus familias, teniendo como consecuencia un crecimiento del mercado interno, una mejora de la economía en su conjunto.

 
Varios pares de manos, desde distintos lugares de México, expresamos nuestro anhelo democrático. Qué cambio queremos y porqué.

Archivos
septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / noviembre 2012 / marzo 2013 / agosto 2013 / marzo 2014 / mayo 2015 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]