Por pares
30 octubre, 2011
  Se requieren ciudadanos para Consejeros Distritales
Declaración de Eleonaí Rivera
Representante suplente del Partido del Trabajo en el
Consejo Local del IFE en el estado de Veracruz.

Movimiento Regeneración Nacional


















Integración de los Consejos Distritales del IFE en el estado de Veracruz

El pasado 25 de octubre fue aprobado el acuerdo del Consejo Local del Instituto Federal Electoral –IFE- en el estado de Veracruz para el proceso de designación de los ciudadanos que integrarán los Consejos Distritales de ese Instituto. La convocatoria fue publicada en el Diario de Xalapa el miércoles 26 de los corrientes y hoy en El Dictamen del puerto de Veracruz. No habrá más publicaciones según lo aprobó el citado Consejo Local.

La representación del Movimiento Regeneración Nacional a través del Partido del Trabajo fue insistente en la amplia difusión de la citada convocatoria en al menos uno de los diarios principales de cada una de las regiones del estado de Veracruz, para tener una cobertura total, del Panuco al Tonalá. Se dijo en sesión del Consejo Local del IFE: “…nos da gusto saber que ya en el transcurso de la tarde de ayer y hoy gestionaron recursos y se tienen disponibles para hacer dos publicaciones en dos diarios de cobertura regional, insistimos en que para que haya una amplia difusión de esta convocatoria se busque la manera de obtener el presupuesto para que se tenga y se publique en las cuatro o cinco regiones donde hay medios de difusión impresos que tienen de alguna manera, entre el conjunto, harían la cobertura en todo el estado de Veracruz, queda ahí nuestro planteamiento de manera insistente…”

Otro punto cuestionado es la posibilidad de que organizaciones de diverso tipo y los Consejeros locales inscriban éstos y propongan aquellas a ciudadanos para desempeñarse como Consejeros Distritales. No hubo avance en el Consejo Local de Veracruz. En contraste el Consejo Local del IFE en el Distrito Federal no contempla tal posibilidad. Ninguna organización puede proponer en esa entidad a ciudadanos para Consejeros Distritales. Y se trata del mismo IFE, para los mismos procesos electorales. Tal inscripción en el proceso es de ciudadanos individualmente en el DF. Las convocatorias se pueden ver en el portal del IFE (click).

Una de las causas de la indiferencia de muchos ciudadanos ante los procesos electorales radica en la desconfianza del desempeño del órgano responsable de las elecciones. Una de las acciones posibles para recuperar esa confianza y acrecentarla es recuperar el carácter ciudadano de su dirección. De ahí la importancia de la integración de los Consejos Distritales del IFE. Para ello se requiere de una amplia difusión, para que todos los ciudadanos se enteren de que pueden participar en el proceso de designación de Consejeros Distritales y acudan a inscribirse en el proceso quienes tengan interés en participar en esos Consejos. Entre más ciudadanos interesados se inscriban, el Consejo Local del IFE tendrá mejores opciones ciudadanas para designar a quienes integrarán los Consejos Electorales en cada uno de los 21 distritos del estado. Pudiendo ser éste el principio para recuperar el carácter ciudadano del IFE y la confianza entre los ciudadanos que solo emiten su voto, pero sobre todo de aquellos que se abstienen de sufragar.

Para decirlo de la forma que se utiliza en estos días. Con una calavera, ésta sin métrica, ni rima, una nueva variante de este género, en prosa:

En vísperas del Día de Muertos,
el IFE quiere matar a la democracia que quiere renacer.
Lo hace difundiendo poco y escaso,
la convocatoria para integrar los Consejos Distritales.
Así pocos ciudadanos se enterarán,
que pueden dirigir la elección de su diputado, senador y presidente

Ante tal limitación del IFE,
los ciudadanos podemos ir formando el cortejo,
que acompañe a llevar al panteón al Consejo electoral.
Que ahí se quede en una tumba,
quien no quiere que más ciudadanos participen
en la integración de los Consejos de cada distrito electoral

La democracia tiene que renacer y vivir,
ya no es tiempo de limitaciones y abstención,
para que todos los mexicanos voten,
necesitamos una mejor dirección de la elección.

Es un tanto naif, de alguna forma hay que decirlo.

Etiquetas:

 
18 octubre, 2011
  Posicionamiento de Morena en Consejo Local del IFE Veracruz
Intervención de Ivonne Cisneros Luján en representación del
Movimiento Regeneración Nacional -Morena-
a través del Partido del Trabajo en la
sesión de instalación del Consejo Local del Instituto Federal Electoral
en el Estado de Veracruz para el proceso electoral 2011 - 2012.
















Estamos aquí para hacer valer la democracia

El surgimiento del Instituto Federal Electoral (IFE) ha sido una conquista del pueblo de México a favor de la democratización del país. El IFE materializó la exigencia de que la organización de las elecciones dejara de estar en manos del gobierno y pasara a ser un órgano ciudadano. El IFE tenía el mandato de garantizar los derechos políticos y electorales de los mexicanos y dar certidumbre y legitimidad a la elección de autoridades.

No podemos olvidar que el IFE se crea después del fraude electoral de 1988, que encumbro a Carlos Salinas de Gortari y de la rebelión indígena de Chiapas, que puso en cuestión al sistema político en su conjunto.

Las elecciones de 1997, las primeras organizadas por el nuevo IFE, representaron un avance para la democracia en México. El partido en el gobierno perdía por primera vez la mayoría absoluta de la Cámara de Diputados.

En el año 2000 se consumó la primera alternancia en el poder ejecutivo federal. Entonces se pensó que iniciaba la transición democrática en México. Pero esto no ocurrió así.

Vicente Fox y el PAN traicionaron sus promesas y compromisos democráticos. Ya en el gobierno, los panistas pactaron garantizar la impunidad de los priistas y la continuidad del viejo régimen político. Así, la alternancia del poder no significó en los hechos una verdadera transición democrática para México sino la restauración del viejo régimen mediante la concertacesión entre el PRI y el PAN. Así, se perdió la oportunidad de un cambio democrático verdadero.

De esta manera, en 2003, por presiones del PAN y del PRI, el IFE se partidizó, perdió su carácter ciudadano. Ambos partidos en el Congreso impusieron como consejeros del IFE a personajes que respondieran a sus intereses abonando a que el IFE perdiera el carácter ciudadano que la nación entera le había conferido.

El fraude electoral en las elecciones presidenciales de 2006 y la crisis política que generó, confirmaron que el IFE perdió ese carácter ciudadano y ha sido subordinado a los intereses de la minoría  que se ha mantenido en el poder a través del control que ejerce de las instituciones políticas.

El fraude electoral de 2006 provocó una crisis de legitimidad del poder público que aún perdura. El IFE más cuestionado que nunca, no pudo garantizar el respeto al voto ciudadano, por el contrario, permitió las maniobras que distorsionaron el resultado y la imposición de un gobierno que no ganó la elección. El fraude de 2006 representó un golpe a las aspiraciones democráticas del pueblo mexicano.

La autoridad electoral ni siquiera admitió la posibilidad de recontar los votos frente a las evidencias del fraude electoral, y devolverle  de esa manera, la legitimidad que requiere el poder público. Así se impidió la restauración de la confianza en el IFE y la consolidación de la vida democrática, lo que hubiera permitido que el nuevo gobierno tuviera toda la legitimidad para gobernar.

Ni el IFE ni el Tribunal Electoral, cumplieron el mandato constitucional de otorgar certeza a los procesos electorales, de defender el voto mismo. La proclamación del triunfo de un candidato, cuya legalidad y legitimidad ha sido cuestionada por amplios sectores de la población fue una afrenta a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos  y del marco jurídico de las instituciones electorales del país.

De esta manera, se cortaron de tajo los avances democráticos institucionales  y eso que se llama transición democrática es la coartada que oculta que en México no hay democracia verdadera, sino una democracia simulada, bajo el control de los poderes fácticos, de la oligarquía que gobierna al país en su propio beneficio, que controla a la mayoría de los partidos políticos, que usa dinero ilegal en las campañas y se sostiene con la manipulación de los principales medios de comunicación.

Partimos de un hecho que es evidente y se confirma en cada elección: el IFE renunció a su tarea de garantizar los derechos políticos y democráticos de los ciudadanos. Y esta no es una simple postura política es una realidad. Hoy en México es común la compra de votos; la manipulación de la pobreza con la entrega de despensas y otras dádivas. No hay autoridad que pueda frenar el uso electoral del presupuesto y de los programas sociales públicos. El IFE ni siquiera puede frenar la utilización de dinero sucio hacia algunos partidos políticos y las campañas electorales.

No hay control de las aportaciones privadas a los partidos políticos, fuera de los controles a sus cuentas bancarias. Se ha legalizado el fraude electoral en la medida que nadie castiga  el mal uso de recursos públicos, de la manipulación desde los gobiernos corruptos.

Es por ello que amplios sectores de la población desde hace tiempo se han dado a la tarea de reconstruir la vida democrática y civilizada de nuestro país y de restaurar la legitimidad de los gobiernos emanados de los procesos electorales.

Estamos aquí, como integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a través del Partido del Trabajo, porque estamos convencidos de que la vía democrática, garantiza el cambio pacífico y el establecimiento de un gobierno que responda a las aspiraciones y exigencias del pueblo mexicano.

Estamos aquí como integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a través del Partido del Trabajo, porque queremos que se cuenten todos los votos y sean los ciudadanos los que decidan el rumbo que debe seguir nuestro país.

Estamos aquí como integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a través del Partido del Trabajo, convencidos de que si las instituciones electorales no garantizan los derechos democráticos de los ciudadanos, deben ser los ciudadanos mismos los que, de manera organizada, puedan hacer valer la democracia y garantizar el principal derecho democrático: que el voto de los ciudadanos valga, sin importar por quien se vote. Vigilaremos los pasos de la autoridad electoral, de los partidos políticos y de quienes pretendan imponer sus intereses por vías ilegales y antidemocráticas.

Es nuestro compromiso y nuestra convicción. Creemos en la democracia real y estamos dispuestos a aportar todo nuestro esfuerzo para hacerla realidad.

El futuro de México está en manos de sus ciudadanos y las elecciones de 2012 son una gran oportunidad para recuperar el camino democrático. Todo dependerá de lo que hagamos y dejemos de hacer para garantizar el respeto a la voluntad popular. Hoy la exigencia de una democracia verdadera recorre todo el mundo, como camino para que los pueblos puedan resolver sus problemas económicos, de pobreza y exclusión social. Es la hora de los pueblos y de la democracia. Nuestra tarea en estos órganos electorales, insistimos, será vigilar que cumplan con su mandato y garantizar el respeto del voto y de la voluntad popular.

Muchas gracias.

Y la imagen:



Etiquetas:

 
15 octubre, 2011
  Indignad@s en la Plaza Lerdo

Hoy, bajo el lema Por un cambio global, indignad@s xalapeñ@s se fueron reuniendo en la Plaza Lerdo. Con gis se escribieron leyendas sobre la plancha. Se colocaron carteles. Se prepararon pancartas que informaban de las elevadas remuneraciones a funcionarios públicos en contraste con el bajo ingreso de la mayoría. Se escribió y escribió. Se ondeo una bandera multicolor. Se leyó poesía. Y más indignación.
















Indignado con corbata



Esperemos que esta demostración sabatina sea más que una tarde de catarsis y se mantenga en alto la demanda de cambio.

Etiquetas: ,

 
Varios pares de manos, desde distintos lugares de México, expresamos nuestro anhelo democrático. Qué cambio queremos y porqué.

Archivos
septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / noviembre 2012 / marzo 2013 / agosto 2013 / marzo 2014 / mayo 2015 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]