Por pares
28 septiembre, 2008
  Democracia y petróleo

El debate sobre la reforma que requiere la industria petrolera mexicana ha puesto a prueba nuestra incipiente democracia. Por un lado está la propuesta del jefe del poder ejecutivo federal y un tanto muy extenso alineada con ésta la del Partido Revolucionario Institucional –PRI-, el otrora poderoso partido de estado que gobernó el país por más de siete décadas. Por la otra parte está la propuesta preparada por expertos en temas energéticos, avalada por una cantidad muy importante de ciudadanos constituidos en el Movimiento en Defensa del Petróleo y aceptada por el Frente Amplio Progresista, coalición de partidos de izquierda en el parlamento mexicano.

El hecho mismo de que haya tres propuestas -las dos primeras pretenden pasar por encima de la Constitución en la prohibición de otorgar contratos a particulares, la segunda respeta puntualmente la ley suprema- haría pensar que estamos viviendo en un régimen democrático pleno. No es así.

No tenemos una democracia plena por las siguientes razones:

· Cuando se dio la contienda electoral, en la oferta política de los partidos políticos y candidatos contendientes no se mencionó que se haría una propuesta por encima de la Constitución, siempre se dijo, y se sigue diciendo que el petróleo seguirá siendo de los mexicanos. En su gira por EE UU el jefe del poder ejecutivo lo volvió a decir. No se dice lo que se pretende. No se hace lo que se dice, se pretende hacer lo contrario. Se pretende engañar con campañas mediáticas.

· Después del extenso debate organizado por el Senado, donde quedó claro para muchos que la propuesta de reforma petrolera del ejecutivo no es aceptable para la inmensa mayoría de los mexicanos, por razones jurídicas, económicas, geopolíticas y de seguridad nacional, se sigue insistiendo en su aprobación.

· No se quiere tomar en cuenta la opinión de los ciudadanos. Aún en esta condición adversa, millones de mexicanos nos pronunciamos en una consulta pública, realizada en tres etapas los días 27 de julio, 10 y 24 de agosto, por que no se apruebe una reforma que permita el otorgamiento de contratos en la industria petrolera y por lo tanto que no se privatice.

Tal parece que los razonamientos no son escuchados, que la opinión emitida en urnas no es atendida, que una propuesta alterna no es estudiada y debatida. A cambio, el gobierno, su partido y sus aliados del PRI quieren imponer su punto de vista, aún cuando se ha demostrado que es contrario al interés nacional.

Qué requiere nuestra democracia:

· Que las plataformas políticas sean presentadas por los partidos y sus candidatos con pulcritud. Qué éstas digan lo que proponen, no más, tampoco menos. Que el debate en campañas electorales sea sobre propuestas, no en denigrar al oponente como sucedió en 2006.

· Que las decisiones trascendentes para la vida nacional, que inciden en las condiciones económicas y el patrimonio nacional sean, además de debatidas, aceptadas o rechazadas por los ciudadanos mediante referéndum. Que haya consulta mediante voto a los mexicanos. Es necesaria una modificación constitucional y una ley de la materia.

· Que exista la posibilidad de sancionar a quienes protestan cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes y ya en el ejercicio del poder no lo hacen. Para ello es necesario legislar inclusive la revocación del mandato de titulares del poder ejecutivo o del legislativo.

· Y lo más importante: que se cumpla la ley.

Hay mucho por hacer en materia democrática para que los ciudadanos mexicanos realmente podamos ejercer derechos democráticos que regulen el poder público. Los gobernantes no son dueños de la Nación. Ésta es de todos, por ello tenemos derecho a decidir todo aquello que es trascendente para el futuro.

Defensa del petróleo

En defensa del petróleo mexicano, este domingo, miles de ciudadanos nos manifestamos en la ciudad de México. Marchamos desde el Ángel de la Independencia –el monumento a la Victoria alada que es símbolo de la Independencia- hasta el Zócalo –la plaza principal y corazón político del país-. Porqué queremos un mejor futuro para todos.


 
Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal
Varios pares de manos, desde distintos lugares de México, expresamos nuestro anhelo democrático. Qué cambio queremos y porqué.

Archivos
septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / noviembre 2012 / marzo 2013 / agosto 2013 / marzo 2014 / mayo 2015 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]