Por pares
17 febrero, 2009
  Carta de Reynosa
Cuando terminaba el día e inciaba la noche, recibí una carta de una amiga, se la envía a otra amiga. Soy el portador.

No tengo claro lo que ocurrió en Reynosa hoy. Balas, heridos, la muerte en la ciudad que conocí hace varios años, la ciudad de algunas vivencias juveniles. La ciudad donde termina o empieza la Patria, según para dónde camine uno.


Y aquí está la misiva:

"Querida Prima:

Pues sí, es muy lamentable lo que está sucediendo aquí, en Reynosa. Ya no es la misma ciudad en la que naciste y viviste tus primeros años. Ha crecido mucho y le han sucedido cosas que… mira lo que pasó hoy:

Esas gentes no perdonan nada, ni horarios, ni escuelas, ni personas, ni niños. Les vale un comino todo. Yo estuve oyendo la tirotiza desde como las nueve de la mañana hasta casi las doce.

También escuché varias explosiones Parecía que estábamos en guerra.

Tuve que salir, angustiada, a recoger a mi hijo a la secundaria, muy cerquita de donde se dio el tiroteo mayor. Ya te imaginarás lo que padecía, por mí y por mi hijo y por todos los niños y maestros y vecinos, y amigos, todos…

Me dice mi niño que en su salón de clases los alumnos y profesores se tiraron al suelo porque las balas pasaban volando.

Muchas calles estaban bloqueadas con autobuses, peseros, camiones de diferentes productos comerciales, y otros vehículos, sin chófer, ni gente. Los conductores habían sido asaltados, les quitaron las llaves, y pues ellos corrieron asustados para ponerse a resguardo.

Sucedió en toda la ciudad. Gente muerta en las banquetas. Balas perdidas, a cualquiera le pudo tocar la muerte. Heridos.

Después llegaron las sirenas de las ambulancias…

¿Y, ¿cómo te imaginas a los papás y las mamás? ¡Muertos de miedo!

Es terrible todo esto. Pedimos. ¡Exigimos protección!..."

Yo creo que le queda grande el traje al señor Calderón. Que se lo están llevando al baile los que lo pusieron en "la silla".
También creo que con la otra opción, con quien realmente ganó, ¡vamos!, no estuvieran sucediendo las cosas que ahora pasan…
Juana Gallo


Etiquetas: ,

 
Comentarios:
La violencia que vive el país es asombrosa...
Es como vivir en la zozobra todo el tiempo, horroroso!!
Un abrazo
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal
Varios pares de manos, desde distintos lugares de México, expresamos nuestro anhelo democrático. Qué cambio queremos y porqué.

Archivos
septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / noviembre 2012 / marzo 2013 / agosto 2013 / marzo 2014 / mayo 2015 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]