Por pares
27 noviembre, 2006
  Oaxaca incendiada
El sábado último, la multitudinaria marcha de ciudadanos que reclaman la salida del gobernador de Oaxaca y de la PFP de la capital de ese estado, fue reprimida por esta policía militar.

Heridos y detenidos es el saldo de la represión.

No es clara la información de cómo se originaron los incendios en edificios públicos, cuyos interiores fueron destruidos por el fuego. Así están el Tribunal Superior de Justicia, las oficinas del Poder Judicial de la Federación, de la Secretaría de Turismo, el Teatro Juárez –antes cámara de diputados-, el Hotel Camino Real –ex convento de Santa Catarina- y otros inmuebles particulares. Estas destrucciones deben ser investigadas y castigados los responsables.

Se dijo, por el gobierno federal, que la entrada de la PFP a Oaxaca era para solucionar el conflicto, no ha sido así, por el contrario éste se agrava cada vez más. La policía y todos los recursos que el gobierno federal y estatal disponen no fueron aplicados de manera preventiva para evitar los incendios. ¿Entonces que hace la PFP? O todo esto responde a un plan criminal de quienes apoyan al gobernador para desacreditar y responsabilizar a los que protestan, sin importar el daño al patrimonio que es de todos, no del gobierno.

Además de los muertos por las balas de los pistoleros que apoyan al gobernador, ahora se suma el incendio de inmuebles, con la destrucción de los archivos que ahí contenían y que están relacionados con la impartición de justicia.

Oaxaca presenta un saldo rojo. Rojo por la sangre derramada de los muertos y heridos. Rojo por el fuego que destruye.

La cámara de senadores debe actuar. Está demostrado que el gobernador no puede gobernar, si pudiera hacerlo no habría la violencia que recorre las calles. El gobernador permanece ahí por el apoyo que representa la incursión represiva de la PFP. Los senadores tienen la obligación de atender la demanda ciudadana y evaluar que no existe poder ejecutivo en Oaxaca. Sería más lamentable que no lo hicieran y seguirían los muertos, la sangre derramándose.



Fotogalerá de El Universal

Etiquetas:

 
Comentarios:
Estamos en guerra...
 
Ufffffffffff Eleonaí....

¿Cuándo terminará esto?

No lo sé.... lo que sí sé es que no hacen nada por remediarlo.... ya que se vaya Ulises....
 
La revolución ya empezó y el gobierno no se quiere dar cuenta, no le conviene.
 
A 3 días de que el sexenio termine no parece haber salida digna.
¡Qué terrible!
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal
Varios pares de manos, desde distintos lugares de México, expresamos nuestro anhelo democrático. Qué cambio queremos y porqué.

Archivos
septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / noviembre 2012 / marzo 2013 / agosto 2013 / marzo 2014 / mayo 2015 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]