Por pares
21 febrero, 2007
  Mercenarios
En dias pasados hablE brevemente sobre la esclavitud infantil, en particular de un caso que me sorprendiO e indignO mucho, en Africa. Como bien anotaron varios companieros asistentes al blog, no deberIa sorprendernos tanto una nota asI, porque el mismo problema, con sus matices, existe en el MExico de hoy. Retomando un poco la idea, me congratulo primero de saber que ayer fueron aprobados cambios en las penas establecidas para quienes estEn implicados en cualquier tipo de abuso infantil. La pregunta es: bastarA la voluntad ciudadana, la loable (aunque tardIa) iniciativa legislativa y el seguimiento de los medios para combatir a tan denigrante ilIcito? Mi primera impresiOn, dadas las condicines actuales de desarrollo social y humano en nuestro paIs, es de que no. Pero porquE?, porque hay un valor muy poderozo que ha venido trastocando las bases de convivencia y desarrollo de nuestro paIs: el valor del dinero, y es que es el dinero el que ha venido encumbrAndose desde hace dEcadas, y mAs notoriamente en los Ultimos anios, como Unico medio de intercambio ya no sOlo de bienes y servicios, sino de voluntades, justicia, privilegios e impunidad. La mera voluntad no puede nada contra un sistema definido desde arriba y desde afuera, con un Estado que parcialmente se beneficia de ello. No se puede ser juez y parte de un proceso de mejoramiento social cuando esta acciOn afecta a los intereses de quienes se encumbran, viven y definen al Estado, mucho menos cuando esto se hace por encima de la voluntad ciudadana, pero amparados en ese valor denigrado por una parte y deificado por la otra, que es el dinero mismo. SOlo un loco creerIa que puede castigarse a sI mismo por una acciOn intencional. En una sociedad diseniada para que unos cuantos vivan y sean duenios de todo lo comercializable, no puede decirse que "hay manzanas podridas en la canasta", el problema es mucho mAs complejo y dificil de resolver, pues su delicuencia, la impunidad que la cobija y la ineficiencia de su aparato judicial e "instituciones" van de la mano y surgen de su definiciOn misma. La construcciOn de este paIs en las Ultimas tres dEcadas, con el rumbo al que se le ha llevado de manera cuasi irreversible y a contracorriente de las mayorIas, sOlo tiene un logro ya muy visible, a juzgar por la militarizaciOn gradual del sistema: ha incrementado tanto la brecha que separa a ricos y a pobres en el cIrculo social, que ambos grupos se reencuentran en sus extremos conectados, no para reconocerse y colaborar, sino para enfrentarse en diversas modalidades de convivencia de descomposiciOn: delinquiendo, abusando o reprimiendo. Cada grupo pues se ha ido convirtiendo poco a poco en mercenarios, unos, por el interEs de incrementar sus riquezas a costa de lo que sea, otros, por la necesidad de sobrevivir, dispuestos tambiEn a lo que sea.
Vivir en un pais de mercenarios no puede ser sino trAgico, es la antesala de la descomposiciOn total, del desconocimiento absoluto del otro, de la indiferencia
alegre al derecho del otro, del abuso cInico de la dignidad del otro, del desprecio inmisericorde por la vida del otro.
 
Comentarios:
Estamos en la era del egoísmo total Fulano...vieras que horror me causa eso, lo veo en el medio donde trabajo, nuestros adolescentes estan recibiendo esa formación de "me vale mientras yo salga ganando"...pobre futuro nos espera.
 
WOW!!!! Fulanito...tú ultimo párrafo fue muy acertivo y autocrítico como país...y sí es trágico no ver futuro... ya no para nosotros sino para las futuras generaciones....

Qué será de nuestros hijos?...nos corresponderá a nosostros cambiar la ideología con las futuras generaciones....o serán ellos los que se cansarán de un sistema absurdo y cambiarán las cosas????...

un abrazo.
 
la indiferencia...esa es la clava

Ya casi nada nos asusta/asombra o impresiona..

Saludos!
 
Todo confluye en la educación. Cómo se educa en los hogares, en las escuelas. Especial atención se requiere en la escuelas públicas, las que nos cuestan a todos, a donde estudian la mayoría de niños y jovenes.
 
Los valores humanos se venden al mejor postor...Sí, es trágico. Algo podemos hacer aún.
 
Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]





<< Página Principal
Varios pares de manos, desde distintos lugares de México, expresamos nuestro anhelo democrático. Qué cambio queremos y porqué.

Archivos
septiembre 2006 / octubre 2006 / noviembre 2006 / diciembre 2006 / enero 2007 / febrero 2007 / marzo 2007 / abril 2007 / mayo 2007 / junio 2007 / julio 2007 / agosto 2007 / septiembre 2007 / octubre 2007 / noviembre 2007 / diciembre 2007 / enero 2008 / febrero 2008 / marzo 2008 / mayo 2008 / junio 2008 / julio 2008 / agosto 2008 / septiembre 2008 / octubre 2008 / noviembre 2008 / enero 2009 / febrero 2009 / marzo 2009 / agosto 2009 / septiembre 2009 / octubre 2009 / noviembre 2009 / enero 2010 / febrero 2010 / marzo 2010 / mayo 2010 / junio 2010 / julio 2010 / agosto 2010 / septiembre 2010 / octubre 2010 / noviembre 2010 / diciembre 2010 / enero 2011 / febrero 2011 / marzo 2011 / abril 2011 / mayo 2011 / junio 2011 / septiembre 2011 / octubre 2011 / noviembre 2011 / diciembre 2011 / enero 2012 / febrero 2012 / marzo 2012 / abril 2012 / mayo 2012 / junio 2012 / julio 2012 / agosto 2012 / noviembre 2012 / marzo 2013 / agosto 2013 / marzo 2014 / mayo 2015 /


Powered by Blogger

Suscribirse a
Entradas [Atom]